loader image

Call Center: 1800-263347

Noticias

Claridad después de la tormenta

Feb 15, 2022 | Economía

Después de la tempestad…la calma. Al final de la oscuridad…la luz. Estas podrían ser dos frases que describen en forma coloquial lo sucedido en la economía ecuatoriana en los dos últimos años. Luego de conocer los resultados del 2021, el balance es muy positivo. La economía se recuperó y creció por encima del 4% anual; el incremento promedio de las ventas declaradas al SRI de las empresas ecuatorianas superó el 20%; la inflación terminó con una tasa del 1,94%; la balanza comercial del país fue positiva en 1.200 millones de dólares; el desempleo bajó y mejoró el empleo adecuado. Finalmente, el crédito bancario se reactivó y mejoró en un 14% en el año.

Este resultado contrasta con el dramático escenario de recesión, desempleo, endeudamiento y déficit fiscal del año 2020, probablemente el peor para la economía ecuatoriana en su historia reciente.

Es evidente que este comportamiento virtuoso de la economía ecuatoriana es en principio un efecto estadístico, un efecto rebote del abismo al que cayó en el 2020.

Es también el resultado del favorable entorno internacional que el año 2021 significó para la economía del país y que se reflejó en tres aspectos importantes: un crecimiento de las exportaciones (en especial las de petróleo, camarón y las de productos no tradicionales), el aumento del envío de remesas de los ecuatorianos en el exterior y los ingresos de capital provenientes de desembolsos de créditos externos e inversiones.

Pero también, y con una causalidad muy importante, están dos factores internos gravitantes: el primero, el éxito del plan de vacunación del gobierno que se posesionó el 24 de mayo del 2021, lo que permitió reducir gradualmente las restricciones de movilidad y aforos mínimos y, poco a poco, inducir la reactivación de la demanda, la inversión y el empleo. Y, no menos importante, la implementación de un plan económico con objetivos claros, de promoción de la inversión privada, de la mano de un manejo técnico y austero del gasto público que involucró una reforma fiscal que le va a permitir al Estado viabilizar las finanzas pública en los próximos años. Hay luz luego de la tempestad.

Autor : José Samaniego P. – Gerente General Anefi S.A.

Más entradas

¿Un nuevo boom del crédito privado en el Ecuador?

El ritmo de colocación del crédito del sistema bancario en los últimos trimestres muestra una fuerte aceleración que alcanza incluso niveles históricos si lo comparamos frente a años anteriores. Como muestra el gráfico 1, si bien, la pendiente del ritmo de crecimiento aumenta desde el segundo...

Inflación en franco crecimiento

La inflación no para en el mundo y en América Latina. También en el Ecuador, pero más moderadamente. Según datos del FMI, las estimaciones del fenómeno inflacionario en la región aparecen como un cuadro vario pinto (como se aprecia en el gráfico superior), con inflaciones de más del 500% en...

¿Estanflación a la vista?

Si la pandemia fue una amenaza real para la economía mundial, ahora las preocupaciones se centran en el conflicto bélico de Rusia y Ucrania. El engranaje del circuito económico ya quedó seriamente deteriorado por la pandemia en el 2020. Por el lado de la oferta, la ruptura en la cadena de...

La crisis de confianza en América Latina

Aunque las consecuencias de la pandemia fueron devastadoras para todos los países del mundo en cuanto a pérdidas humanas, cierre de empresas, destrucción de empleos, etc., en algunas regiones se sumó la agudización de algunos problemas sociales estructurales como la desigualdad y el...

Fondos de Inversión: un mercado de expansión

Con datos a junio de 2021, las 6 administradoras de fondos de inversión más grandes del país -Fideval, Fiducia, Anefi, Genesis, Atlantida, Vanguardia- administraron un total de USD 938,6 millones . Un fondo de inversión es un vehículo de inversión que agrupa el dinero de varios inversionistas a...

Acuerdo ad-portas con el FMI

Aún cuando falta la aprobación del directorio, el anuncio del gobierno de un acuerdo a nivel de técnicos (staff) con el FMI para los próximos años, es una muy buena noticia para la economía ecuatoriana. 

Desde el punto de vista conceptual es buena, porque asegura un esfuerzo y un compromiso del gobierno en el mediano plazo para corregir las distorsionas de la macroeconomía, principalmente aquellas de carácter fiscal; y porque adicionalmente promueve reformas que contribuyen a la sostenibilidad del crecimiento económico y el empleo.

2021, el inicio de la reactivación económica

Luego de la debacle que provocó la pandemia en la economía mundial en el 2020, hay señales claras de que el 2021 será el año de inicio de la recuperación. Como puede visualizarse en el cuadro adjunto, el FMI proyecta un crecimiento de la economía mundial del 6%, liderado por China (8,4%), Estados Unidos (6,4%) y la Zona del Euro (4,4%).